Blogia
ecleSALia del 11/04/07 al 31/07/10

se quedaron

se quedaron

SE QUEDARON
JOSÉ ANTONIO ROSA LEMUS
BADAJOZ

ECLESALIA, 13/11/06.- Ellos salieron de las “repúblicas independientes” de sus casas, dejando sus apetencias a un lado. Levantaron la cabeza y sus ojos se clavaron en los que no tenían nada. Vieron en éstos una llamada urgente a vivir la solidaridad, la fraternidad, a compartir lo más preciado que tenían, sus vidas, para construir un mundo más justo. Fueron felices porque descubrieron en qué gastar su vida. Tuvieron claro lo que les merecía la pena. Se dejaron llevar por lo que su corazón les dictó y hoy son alimento y aliento para muchos. Vivían en paz, como indican sus escritos, por vivir desde el dar respuesta a lo que desde lo más profundo de su ser salió, que no era otra cosa que ponerse al servicio de los más pobres de entre los pobres. Ellos, según lo que dirían los refugiados a los que atendieron, no vivieron desde un Jesús de Nazaret en el ámbito de lo privado, menos mal, si no el almacén de comida, el botiquín del campamento, las clases, no hubieran tenido lugar. Ellos fueron presencia de un Dios Amor, una presencia constante, de la que, quién la recibe, siente, mejor dicho, se siente.

Ellos eran los hermanos Julio, Fernando, Miguel Ángel y Servando, los hermanos maristas que dieron su vida en el campo de refugiados de Nyamiranwe, en Ruanda, hace ya diez años. En este décimo aniversario es le damos gracias a Dios por su vida y por su entrega. Sirvan estas humildes palabras de ánimo a todas aquellas personas que desde su vida hacen de este mundo nuestro un lugar más justo, más fraterno. Y recordemos, ellos se quedaron. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres