Blogia
ecleSALia del 11/04/07 al 31/07/10

dudas

dudas

LA DUDA ENGENDRA ESPERANZA
JOSÉ VIDAL TEJERO, jvidalt@able.es
ZARAGOZA

ECLESALIA, 20/02/06.- A través de la historia, vemos como el hombre ha ido forjando multitud de filosofías, y con ellas tratar de dar explicación al sentido de nuestra vida, unas veces esas filosofías se basan en la existencia de un Ser Superior (Dios) que de alguna manera controla o vigila nuestras vidas, y en otras ocasiones estas filosofías están sujetas a la negación de la existencia de ese Ser Superior y tratan de racionalizarlo todo.

Esto que en principio tendría que ser normal se agrava cuando seguidores tanto de una corriente como de la otra, dan a su forma de ver la vida un valor absoluto, y como consecuencia todas las demás concepciones son erróneas, esto hace un dialogo imposible y da pie al enfrentamiento.

El resultado de absolutizar las diferentes filosofías, ha sido y sigue siendo la consecuencia de enfrentamientos y de la persecución de unos hombres por otros por las creencias de cada uno; ¿cuántos hombres y mujeres han muerto por causa de sus creencias?, ¿Cuánta sangre inocente, injusta e innecesariamente se ha derramado por esa causa a través de los tiempos?. Pensemos por ejemplo en el imperio romano, en los reinos cristianos, la inquisición, los reinos musulmanes, la conquista de nuevas tierras, y un largo etcétera que haría una lista interminable. Pero no solo las persecuciones por las creencias han sido un hecho pasado, es que ahora también los conflictos, que aunque hay intereses económicos o políticos en el fondo, se radicalizan por las creencias religiosas y tenemos ejemplos como: la división de Yugoslavia, Oriente Medio, Chechenia, Afganistán, Irak y otros muchos mas, que también haría una lista muy larga.

Todo esto en la vida normal también se da, ¿en cuantas circunstancias la gente habla dando soluciones absolutas a los problemas cotidianos?, es normal, lo que parece ser que cualquiera tiene la solución, si yo pudiera... todo esto tiene solución, pero lo que no plantean es el escuchar a todas las partes implicadas, el asumir que las minorías, por el hecho de ser minorías no quiere decir que no tengan su parte de razón. Parece ser que la misma situación, o la limitación propia del ser humano, conlleva a las personas a creerse que su verdad, es decir la “verdad” que cada uno ha ido adquiriendo a lo largo de su vida es la “única” verdad.

Ante todo esto veo que el hombre trata de superar sus limitaciones y se cree superior a los demás planteando sus ideas como absolutas, y eso es precisamente el error, todos no podemos estar en la verdad absoluta, yo me atrevo a decir que ninguno está en la verdad absoluta, que en todo caso son verdades relativas o parciales, sino simplemente, tanto creyentes como no creyentes, echemos una mirada a la historia y veremos cuantas “verdades” han ido cayendo conforme iban avanzando los tiempos, que ninguna se ha mantenido inmutable y que yo pienso que ninguna se mantendrá, sino que las ideas irán evolucionando y muchos de sus postulados serán superados. Además yo personalmente, como creyente, pienso que la verdad absoluta es Dios, y que ningún hombre por muy “iluminado” que se crea, puede acceder a ella, porque entonces se pondría a nivel de Dios, algo totalmente imposible debido a nuestras limitaciones.

La no-seguridad en todos nuestros planteamientos, conlleva la duda, a preguntarse si nuestras actuaciones son correctas o erróneas, pero es una pregunta que no tiene solución, porque nuestras propias limitaciones nos llevan o a fabricarnos una verdad absoluta o a dudar de lo que hagamos o digamos.

Yo me pregunto si los explotadores de este mundo, que ha habido o siguen habiendo, dudaran de su “verdad”, seguro que no actuarían como lo han hecho o lo hacen, y es que contra la “verdad absoluta” la duda es un reconocimiento de humildad por nuestra parte, y si esa duda no nos lleva al pasotismo, sino que a pesar de dudar seguimos buscando alternativas y trabajando en hacer una vida mejor, puede que mas de una vez nos equivoquemos, pero es la única forma de seguir avanzando con el pleno respeto a los demás, y que algún día ese Reino que decimos creer y que tratamos de ir haciendo con nuestro trabajo, pueda ser realidad en plenitud un día.


Jesús que dedicó su vida en anunciar la proximidad del Reino, también dudó, y posiblemente el pasaje de las tentaciones que narra el evangelio, no sea mas que la recopilación de las dudas que le embargaron en su vida y que en algún momento lo comunicara a sus discípulos.

Dudó de lo que decía cuando pensó que la manera de solucionar el hambre de este mundo fuese el “convertir las piedras en panes” y así al tener comida fácil el hombre se apuntaría al Reino con mas rapidez, pero se dio cuenta que el hombre no solo necesita pan para comer, que lo que sobra es comida en el mundo, que la solución es que todos compartamos todo lo que tenemos y entonces sobraría, al hacer esto no solo hacemos un acto de justicia sino que además abrimos nuestro corazón a todos los demás También dudó Jesús cuando pensó que si Dios hacia un milagro muy grande que pudieran verlo mucha gente, y viesen el poder de Dios el Reino sería más fácil, pero Jesús se dio cuenta de que el Reino no puede ser un regalo, ni una operación de “marketing”, sino que tiene que venir desde la conversión de los hombres.

Otra duda de Jesús fue la de alcanzar el poder político del mundo, y así desde arriba legislar a favor del Reino, pero Jesús se dio cuenta de que el Reino no puede ser impuesto, sino que tiene que ser una opción libre de los hombres y como consecuencia de nuestro trabajo día a día.

Estando en el monte de los olivos, y viendo el desenlace que se le venía encima, dudó de sí todo lo que había hecho en su vida serviría para algo, y si con su muerte, que veía venir iba posibilitar la llegada del Reino, por eso en un momento de duda fue cuando dijo “Padre mío, si es posible, pase de mi este cáliz”, Mt. 26-39; pero a continuación dándose cuenta de la irreversibilidad de los acontecimientos que le venían encima y aceptándolos hasta las ultimas consecuencias dijo: “sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres tu” Mt. 26-39.

Y el momento de duda más desgarrador fue cuando, estando clavado en la cruz, y pensando si su muerte tenía sentido, si los hombres que habían convivido con él por lo menos iban a seguir con el proceso del Reino, si todo no había sido inútil, por eso dijo; “Dios mío. Dios mío, ¿porque me has abandonado? ” Mc. 15-34

Y es que en el proceso normal de la vida, si tratamos de no absolutizar nuestros planteamientos, si estamos abiertos a todas las posturas sin exclusiones, la duda nos asaltará continuamente, dudaremos de sí nuestras creencias son ciertas, o por lo contrario son erróneas, y si tienen algo de cierto, cual es el error, donde empieza, etc.

Cuando defendamos nuestras posturas, frente a las de los demás, y pensemos posteriormente sobre nuestros razonamientos, dudaremos de sí hemos tomado una actitud correcta o si por lo contrario las posturas que hemos criticado no estaban mas cerca del Reino que las nuestras.

En nuestro compromisos cotidianos, también dudaremos de sí optamos por la postura correcta, si no habrá otra salida mejor, si nuestro trabajo tiene sentido, si no estaremos perdiendo el tiempo, o si lo que hacemos, lo hacemos con sentido trascendente, o si lo hacemos para satisfacer nuestro ego.

Pero lo malo no es dudar, la duda es un producto de nuestras limitaciones, y si a pesar de nuestras dudas, seguimos adelante en nuestro trabajo a favor del Reino, siendo capaces de analizar todos los planteamientos que tengan los que estén trabajando por lo mismo, no excluimos a priori ninguna postura por muy absurda que en principio nos parezca y tratamos de asimilar aquello que pensemos que mejora nuestra posición, pues posiblemente nos equivoquemos, es más, seguro que más de una vez nos equivocamos, pero es la única forma de ir avanzando en el proceso de construcción del Reino y de que nuestras dudas nos vayan interpelando continuamente y entonces podemos decir que LA DUDA ENGENDRA ESPERANZA. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres