Blogia
ecleSALia del 11/04/07 al 31/07/10

intuiciones

intuiciones

PREGUNTAS DE PENTECOSTÉS
Creciendo y arriesgando juntos, trazando juntos nuevas sendas de luz para este mundo
LUIS SANDALIO, luisandalio@yahoo.es
CANTABRIA.

ECLESALIA, 01/06/09.- A veces no nos atrevemos a compartir aquellas intuiciones que nos parece que pueden sacarnos de nuestra vida normalizada y ponernos en una situación de inestable inseguridad. Sin embargo, es posible que precisamente por ahí esté soplando el Espíritu que no sabemos muy bien de dónde viene ni a dónde va; pero sí que presentimos por dónde pasa cuando nos enciende, ilumina y nos traspasa.

¿Por qué no nos juntamos para hablar de aquellas cosas que nos hacen cosquillas por dentro y nos invitan a arriesgar algo más... o mucho más? ¿A qué personas podríamos invitar a compartir estas reflexiones?

¿Por qué tenemos tanto miedo a entrelazar nuestras vidas en un mismo rumbo? ¿Será que nos da miedo ser manipulados o que estimamos excesivamente nuestra autonomía personal o familiar? ¿Será que no tenemos muy claro el carisma de la autoridad y nos resulta difícil reconocer y conjugar otros dones también para el servicio? ¿Será que nos resulta difícil concretar nuestro propio rumbo?

Si tuviéramos que concretarlo (para ver si se puede poner en común con otros e ir así juntos)… ¿Qué características fundamentales y concretas tendríamos que poner sobre la mesa? ¿Nos atreveríamos a concretar con nombres y apellidos el don de la comunidad? ¿O tal vez los trampantojos, con los que nos han cerrado el horizonte, han puesto techo, límite, contención, sentido común y cordura a nuestra ansia de altura, anchura y profundidad? ¿Seríamos capaces de atrevernos con un planteamiento nuevo, con una sed de crecimiento que nos desasosiega y nos empuja a una más auténtica aventura espiritual? ¿O nos parece que lo esencial ya lo hemos comprendido y no tenemos necesidad de desaprender? ¿Será que no vemos claramente la necesidad de “decrecer”? ¿A qué aspectos de nuestra vida tendríamos que aplicar esta necesidad para experimentar el increíble crecimiento que nos proporcionaría en otros campos? ¿O será que tenemos que esperar una crisis, una desestabilización que nos ponga a la intemperie y nos obligue a buscar una nueva forma de posicionarnos y de funcionar, para poder pronunciar sinceramente: “Nazareno, llévame en tu partida...”? (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres